lrhphrase5.png

Metodología

Criminon ayuda a los presos, ex-presos y personas en situación de riesgo delictivo de diferentes maneras, que van desde la entrega de programas presenciales en centros de menores, a cursos a distancia que llegan incluso a prisiones de máxima seguridad, y a talleres y seminarios entregados sobre el terreno en las propias prisiones.

En total, aproximadamente 8.400 delincuentes estudian cursos Criminon cada semana en el mundo. A través de estos cursos y programas Criminon ayuda a los delincuentes a recuperar su dignidad e integridad personal, lo que les permite volver a la sociedad como ciudadanos éticos y productivos. El interno logra obtener una comprensión práctica del bien y del mal y la satisfacción de su propia conducta ética y social, a veces por primera vez en su vida.

El plan de estudios del programa Criminon se compone de cursos divididos en varios módulos.

 

Módulo de Alfabetización y Aprendizaje:

  • Curso de Técnicas de Aprendizaje para la Vida.

Módulo para Mejorar la Autoestima:

  • Curso de El Camino a la Felicidad
  • Curso de Integridad Personal
  • Curso Manejando las Condiciones en la Vida

Módulo para la Rehabilitación de Drogas:

  • Curso como Comprender y Vencer la Adicción
  • Seminario "La verdad sobre las Drogas"

Módulo de Destrezas para la Vida:

  • Curso de Comunicación
  • Curso Como Solucionar la Supresión
  • Curso Cómo ser un Padre de Éxito

El programa Criminon logra sus objetivos a través cursos y servicios elaborados cuidadosamente. Estos cursos dan al interno la formación y habilidades necesarias para manejar su vida de manera positiva. Los materiales Criminon, incluyendo la guía de sentido común para vivir mejor, "El Camino a la Felicidad", ayuda al interno a desarrollar un nuevo conjunto de directrices, que le alejan de la criminalidad hacia una vida social, en armonía con sus semejantes. El delincuente es capaz de reemplazar su código delictivo con un código basado en el sentido común.